martes

Con gente de las olas...

... y entonces llegó ese triste momento. Siempre recordaremos tu tenebrosa llegada aupado en aquella espesa oscuridad que no dejaba remontar un inevitable amanecer... En el peor momento asomaste tu cabeza en la verbena demoníaca que allí abajo acontecía. Fuiste pasto de la peor de las pesadillas con las que mojar el colchón de una enorme cama de agua. Poco a poco recuperaste tu sentido, aunque anduviste vagando por diferentes vehículos con hombres sospechosos, ¡todos ellos sospechosos!, todos ellos endemoniados sin saber ni siquiera el motivo, pero tremendamente envenenados por un ser "leviatánico" que tomó sus escuetos cerebros... Melenudos, calvos, desquiciados, sonrientes, anonadados, sospechosos de ser animales felices, con poco juicio, sin demasiadas pretensiones lejos de esa zona húmeda que acaba por prender y fundir las pocas neuronas que aún oxigenan, las fundamentales para buscar y seguir en la búsqueda cada día de una efímera y maligna vida...

Buena suerte amigo, estás invitado cuando desees volver a pasar por aquel ritual, aquellas lascivas sensaciones en el bosque encantado... ¡Y encantado de conocerte! :)

¡Saludos a Juana la del Medi! (Si logras encontrar lo que queda de él a día de hoy, jajaja).



Buenas olas...

Surficci...




Buenas olas...

"El Niño" y otros jóvenes surfistas de 12...




Buenas olas...

Antes hablaba Héctor, ahora le toca a Juliana...




Buenas olas...

Flores del bosque...




Buenas olas...

K.S.



Buenas olas...

Habla H.M.




Buenas olas...